Tipismo

 

Madrigal de la Vera es uno de los pueblos que han conservado menos su tipismo, junto con Losar de la Vera, aunque aun conserva, en la parte alta de la población, numerosas calles y ejemplos con ese rancio sabor verato reflejado en sus casas de adobe y entramados de madera, pudiendo el visitante extasiarse en algunos rincones de gran belleza.

En su paisaje laderas escarpadas, cubiertas de monte bajo y pastizales; bosques frondosos y frescos; cuidados huertos que permiten el autoabastecimiento; el pueblo, con sus casas apiñadas en torno a la plaza vieja, con profusión de construcciones de viviendas de piedra y adobe, con típicos entramados y balconajes de madera. Las Vegas del Tiétar, con abundancia de plantaciones de tabaco, pimiento, etc…

Tiene un gran tirón turístico, tanto en Semana Santa, como en los meses de verano (especialmente en Septiembre, fecha de las fiestas municipales) la población se multiplica de manera asombrosa. En Semana Santa por su tradición (procesiones, misas…) y por ser una fecha de reunión para los familiares que emigraron del pueblo. En Verano, La Garganta de Alardos atrae a un sinfín de turistas en busca de un baño refrescante en sus cristalinas aguas.

Además del atractivo natural, Madrigal de la Vera tiene otras muchas cosas, rica gastronomía (Migas, Cabrito, Pimientos, productos de matanza…), ambiente de tapeo y, sobre todo, una gran vida nocturna, sana y animada.

 Posted by at 2:36 PM